Blogia
Detrás del mar...¿yo?

DOS BOLOS BOBOS

DOS BOLOS BOBOS

 

Lo de quererse, viene a ser  como el terciopelo que te acaricia suavemente pero que con el paso del tiempo termina rascando y hiere.

Prefiero nuestros efímeros paseos de puntillas por el paraíso y las levitaciones por el mundo real.

Por ese mundo tan real que a veces parece que va a romperse, que se retuerce sobre su eje y  se queja en silencio.

El mismo silencio, de nuestro pequeño universo, en el pintamos la paz con los amaneceres.

Sobre la piel desnuda, no quedan dudas de sentirse a salvo.

Me gusta como vas y  vienes, y como me voy de mí y dejo de serme.

Me abandono pequeña y  por partes,  entre tus manos.

 Tu de mi piel,  lo intuyes todo y si no  lo averiguas, leyéndome en braile.

Corres el riesgo de adentrarte, yo corro el riesgo de quererte.

Pero eso de quererse es complicado, ese terciopelo rasca rápido en un mundo que por momentos se nos quiebra.

Se parte entre sollozos y nos balancea,  de un lado al otro, como dos bolos.

Dos bolos bobos, en un mundo que se rompe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres