Blogia
Detrás del mar...¿yo?

SIN MEMORIA

SIN MEMORIA A veces cuando llega la calma después de tanto olvido se nos olvida que el olvido esta lleno de arrogancia. 
Recuerdo las noches con la piel cansada que olvide olvidarme del olvido.
Aunque del olvido y el recuerdo, me vienen a la memoria infinidad de poemas y canciones. Jamás pensé que olvidarse pesara tanto en las entrañas.
Es que cuando se te llena la boca de silencio, las letras van escociendo por todo el alma.
Esta noche de hambrientas amnesias y de insomnio sin excusas, llegan a mi mente recuerdos borrosos en forma de daga.
Y se me clavan dolores antiguos, con la incertidumbre cercana.
No me acuerdo por mucho que lo intente, de olvidarme de las heridas cerradas.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

GLAUKA -

IM PRE SIO NAN TE
Si pudiera aplaudirse por aquí, estaría batiendo a más no poder, que lo sepas. Jamás leí tan bien definido, tan bien sentido y tan bien preciso.

miriam -

Debes saber algo, que conozco por experiencia propia.
En el olvido no caben los recuerdos.
Para olvidar hay que borrar.
Y borrar es eliminar.
Solo entonces desaparece el dolor para siempre.

Lo que no debes olvidar nunca es tu esencia poeta y la fragancia embriagadora que esparces con tus palabras.

un besito

Noah -

Un texto eficaz, rotundo, y como siempre, excelente.

Felicidades Lebana.

Suspirorubio -

Las heridas, aunque cierren, casi siempre nos dejan una cicatriz que nos ayuda a recordar y sobre todo, a aprender, por eso:
OLVIDAR NUNCA!!
Tus recuerdos te hacen ser como eres...no cambies...

Senyor Merdevalista -

Si las dagas llegan en sueños, ignóralas durante el día. No dejes que el dolor de algo que ya no tiene solución te persiga sin más. Lo insoluble no debe suponerte ningún lastre.

Y hablando de dolor... me duele leer "Ha veces" en vez de "A veces". ;-)

Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres