Blogia
Detrás del mar...¿yo?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DIAS …..

DIAS …..

Me  estoy muriendo, desde que nací me muero, pero hay días que muero más que otros.

Sobre todo, los días en los que el mundo parece que va a desplomarse y las fuerzas de levantarlo se esconden debajo de la cama, los días en los que me arrepiento  de despertarme antes  siquiera de  levantar los párpados.

Hay días que la luz del sol está podrida  y que el viento no mece nada más que la desgana que navega por la nevera.

Días que me coloco los zapatos y me duelen los pies, que preparo las cosas y se me olvidan los sueños. 

Ocurre, cuando la razón  se escapa por la ventana y las verdades asoman las garras por debajo de la puerta. Cuando el celebro se queda sin memoria, para recordar los rosas con los que pintaba el gris de la rutina.

Cuando aterrizo de repente, desde mi nube  y me estrello contra el suelo,  clavándome todos los cuchillos que llevo en la espalda. Entonces me doy cuenta que  mis  limitaciones les sirven de excusa a los carroñeros que esperan alerta a que desfallezca. 

Y de repente reacciono  saco las fuerzas de flaqueza,  me ato fuerte los zapatos, coloco el sol de nuevo, mezclo  los grises hasta que sale blanco,  lo pinto  todo como me viene en gana y recojo  del suelo los sueños.

Entonces el viento me trae esperanza y la verdad me llena de luz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

kat -

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre blanco
y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en si mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente,
quien pasa los días quejándose de su mala suerte
o de la lluvia incesante.

Muere lentamente,
quien abandona un proyecto antes de iniciarlo,
no preguntando de un asunto que desconoce
o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas,
recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor
que el simple hecho de respirar.
Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos
una espléndida felicidad.

Martha Madeiros (aunque atribuido a Pablo Neruda)

No, niña... tu no mueres, nunca vas a morir si sigues como hasta ahora...

suspirorubio -

No pierdas nunca de vista el Sol y no dejes que el gris invada tu vida. Hay muchos colores que disfrutar y aunque parezca que el día está nublado, piensa que el Sol siempre está ahí detrás, aunque sea escondido, y que su luz siempre te da y te dará calor. Ponte un chaleco anti balas y no dejes que se te claven los cuchillos. Sonríe y disfruta y ellos solitos caerán por su propio peso. Un abrazo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres